15 Jan 2016
ducles

0 attachment(s)

0 comment(s)

Share

Revisitamos este tema, aunque esta vez de la mano de una interesante presentación de Ignacio Atance y que se puede consultar en la web del MAGRAMA (enlazada aquí). Las conclusiones de la primera parte no son nuevas, señala que la evolución del crédito al sector ha tenido un comportamiento menos extremo que el del conjunto de la economía española, y que sus tasas de morosidad son similares a las del resto de las actividades productivas (eliminando de ellas a la construcción y la actividad inmobiliaria).

financiación MAGRAMA

Gráfico: Variación del crédito y evolución de la tasa de dudoso.

La parte más novedosa es la que se dedica a explotar los datos del ICO. A través de este instrumento financiero del sector público se financia un gran volumen de operaciones. Así, en 2014 el sector agroalimentario pesaba en el balance del ICO un 20,2 %, muy por encima del peso del sector en la economía española (en torno al 9 %). Otro dato llamativo es que en el caso de la industria, la mayoría de los créditos son a corto plazo y se insertan en líneas específicas de apoyo a la exportación.

De entrada, la curiosa "especialización" del ICO en agroalimentario es muy llamativa. No tengo muy claro cual es la causa, aunque intuyo que muy posiblemente tenga que ver con el histórico distanciamiento de la banca tradicional con respecto al sector, el cual tampoco requería de grades inversiones (antes), ni presentaba grandes posibilidades de desarrollo del negocio financiero. Por tanto, recurrir al ICO sería una opción "natural".

Con respecto a la fuerte presencia de la exportación en la financiación de la industria de los alimentos tiene pinta de estar relacionado con la verdadera revolución exportador que este sector ha tenido en toda España en los años de la crisis.

4 Jan 2016
ducles

0 attachment(s)

0 comment(s)

Share

Recién estrenado el año, retomamos uno de los temas recurrentes de esta bitácora: la dimensión de las empresas del sector agroalimentario. Con los datos del DIRCE hemos realizado una distribución de las mismas por número de empleados y subsector. La idea es descubrir en cuáles de los ellos hay una mayor presencia de microempresas, definidas estas como aquellas que tienen menos de 10 empleados. Antes de nada y, a beneficio de inventario, señalaremos que el sector está viviendo un intenso proceso de concentración en los últimos años, que está provocando que su dimensión media sea mayor que la del conjunto de la industria española. Así, el porcentaje de microempresas en la Industria de los Alimentos y Bebidas (AIB) es del 79,8 %, frente al 95,8 % del global.

Fijándonos en el gráfico que acompaña y como puede observarse, el subsector en el que hay una mayor dimensión (o un menor porcentaje de microempresas) es en el de procesado de pescado, marisco y crustáceos, que presenta una incidencia del 55 % de microempresas, al tiempo que las  pequeñas (de 10 a 49 trabajadores) alcanzan el 32 %, que es el máximo del gráfico.

El segundo sector con las empresas menos pequeñas es la fabricación de productos para la alimentación animal, seguido muy de cerca por el procesado y conservación de frutas y hortalizas.

En el lado contrario, es decir, con mayor porcentaje de microempresas se encuentra la fabricación de panadería y pastas alimenticias, que suele incluir a las panaderías, por lo que o es de extrañar este resultado.

Dejo al lector la tarea de ordenar los resultados y propongo como tema para debatir las razones de las diferencias entre los subsectores. 

IAB

Fuente: DIRCE

Places ×


Bio
David

David Uclés Aguilera

Economista funambulista entre ser y querer ser
Agroalimentos Everywhere
Síguenos en Twitter
Seguidores
  • Diego L.
  • Juan
  • Pilar
  • Eugenio
  • True
  • Rafael
  • Irene
  • IDEAGRO, S.L.
  • Jorge
  • Chil
  • JUAN JESÚS
  • JOSÉ LUIS

and 12 more people follow this blog

Filtrar por palabras claves
Filtrar por etiquetas
Otros mundos
El documento no es válido